martes, 3 de diciembre de 2013

Historia Oculta de la Música - in illo tempore...


¡Recordad!

Recordad aquel tiempo en que los estilos y los usos de la música eran fijos, inmutables, eternos. Esto era así desde los albores de la humanidad. En aquel tiempo los músicos eran artesanos del sonido y la música no tenía sentido por sí misma, no se practicaba música si no era para cumplir una función sagrada, para repetir el acto supremo de la trascendencia, para viajar al tiempo sagrado, aquel donde somos eternos.

La música estaba en aquel tiempo fijada a la plegaria, a la danza y al canto y se practicaba para usarse y no para contemplarse.


El alimento de la música en esos tiempos remotos era la memoria, aquella que bebe de la profunda tradición oral y que se ha perdido en su mayor parte.

Cuando surgen las llamadas primeras civilizaciones, Egipto y Sumer, y se da comienzo a la Historia la música dejó de recordarse acudiendo a la memoria y comenzó a escribirse en la Piedra. El interior de las pirámides, la tablillas sumerias, el Epitafio de Seikilos...



En la Edad Antigua comenzó un proceso que desembocó en el surgimiento de una anomalía histórica: la música occidental.

En el próximo capítulo de la Historia Oculta de la Música hará aparición un nuevo ser que llevaba un tiempo vislumbrándose en el Arte: el AUTOR. Su aparición cambiaría la historia del mundo para siempre...

¡Recordad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email